¿Quiénes somos?

Fatland nace de la necesidad de escapar de la explotación laboral y de la dictadura de la talla 38, que ya sabemos lo que nos hace. Este es un proyecto de autoempleo con una fuerte pretensión de reivindicar la diversidad. 

El propio nombre de Fatland surgió durante el verano de 2018 mientras veíamos la serie Dietland, que pone en entredicho desde una perspectiva feminista la cultura de la dieta y la gordofobia que se deriva de ella. 

Pensamos que todos los cuerpos son susceptibles de ser deseados y, por supuesto, fashion. Queremos poner nuestro granito de arena para dinamitar el sistema cisheteronormativo y su lógica patriarcal que anula, invisibiliza y humilla a los cuerpos que reconoce como la otredad:   las no-hombre, las no-blancas, les no-jóvenes, las no-cuerdas, les no-cis, les no-hetero, las no-sanas. Queremos hacer ropa para todos los cuerpos sin importar su tamaño, pero principalmente para quienes tienen muy difícil encontrar ropa con la que sentirse a gusto e identificarse. Por ello la apuesta por la ropa hecha a medida, porque cada cuerpo es diferente y para que puedas sentir en tu cuerpo el mimo de algo hecho especialmente para ti sin explotación animal ni humana.

Bienvenide a esta casa.

Ir arriba